Liturgia. Corazón de la abadía


Misas

Todos los domingos y festivos se celebra la Santa Misa.

Horario: 12:00 horas.

 

Misa Mozárabe. Celebraciones especiales 

La Abadía del Sacromonte es uno de los contados lugares donde está permitida la celebración del rito mozárabe en España, y por tanto en el mundo. En este rito se celebran en la Abadía del Sacromonte las festividades de San Cecilio y Corpus Christi.

El Rito Mozárabe o Hispano, es uno de los modos de celebración de la Eucaristía que en el transcurso de los tiempos se fueron formando en las regiones donde se extendió la IglesiaEl rito Hispano es, por tanto, la manera propia de celebrar las acciones litúrgicas en la Iglesia Española en los primeros diez siglos de su historia.  Se usó primero por los cristianos hispano­-romanos, se siguió usando en el periodo visigodo, época en que los grandes Padres de la Iglesia visigoda lo enriquecieron considerablemente, y finalmente fue también el rito de los cristianos que permanecieron bajo la dominación musulmana en España y también de los que se mantuvieron en las regiones no ocupadas.

Para el fiel que se acerca por primera vez a una “Misa mozárabe” la impresión es la de verse envuelto en un diálogo vivo entre la comunidad y su Señor y Salvador, Jesucristo.

Las tres grandes fiestas en la Abadía del Sacromonte

SAN CECILIO

El 1 de Febrero es el día del Patrón de Granada: San Cecilio, y su solemne celebración es una de las fechas fundamentales en la vida de la Abadía del Sacromonte. Aunque sea el patrón de la ciudad, este día no es festivo, así que la fiesta se celebra al primer domingo de febrero. 

El descubrimiento de los restos de Cecilio, primer obispo de Ilíberis, la que luego sería ciudad de Granada, quien fue martirizado junto a varios compañeros en la persecución del Emperador Nerón, constituye el fundamento de la existencia misma de la Abadía del Sacromonte. Lo que sostiene esta institución es la voluntad de memoria de las raíces cristianas de esta tierra. 

EL CORPUS CHRISTI

Toda la vida de la Abadía del Sacromonte, a lo largo de los siglos, ha estado centrada en la veneración del Corpus Christi, esto es, la presencia viva de Cristo en medio de los hombres y de la historia, centro mismo de la fe cristiana. 

LA INMACULADA

La figura de María Inmaculada, “a quien no tocó el pecado primero”, como reza el lema de la Abadía del Sacromonte es central en la historia de esta institución. La figura de María, venerada por cristianos y también por los musulmanes, está en el corazón de la Abadía. En el siglo XVII, cuando se produjeron las controversias sobre la inmaculada concepción de María, la Abadía del Sacromonte y su fundador, don Pedro de Castro, estuvieron en la vanguardia del movimiento inmaculista, extendiendo su influjo al resto de España y a América Latina.